Entradas

La fabricación de muebles es una de las industrias básicas más importantes en una economía nacional. Sin embargo, si bien contribuye al progreso de la sociedad, generando bienes de uso diario, también da lugar a impactos ecológicos. La creciente conciencia sobre la sustentabilidad ha originado que en los últimos años se estudie a fondo sobre los procesos de manufactura y los recursos, dando como resultado una nueva tendencia: el diseño verde para muebles, es por ello que en Ramsol, trabajamos para ofrecerles las mejor calidad en nuestros productos y además de ser ecológico. 

 

En esta tendencia no solo se contempla la planeación, sino también la tecnología de fabricación, los materiales, el proceso de compra y logística para la entrega e incluso la recuperación del producto para su posible reciclaje.

 

Hoy en día, comprar muebles ecológicos es una realidad, los consumidores lo saben. Sin embargo, hay que saber que además de la tecnología, la sustentabilidad está también incursionando en todas las industrias y transformando los productos y procesos, no solo en cuanto a diseño, sino a materiales; en este contexto, los muebles comienzan ya a contemplar opciones de bajo impacto, líneas cuya fabricación combina la filosofía ambiental y la producción ecológica.

 

En la fabricación de muebles, como en otras industrias, la selección del material es el primer paso para la aplicación del diseño verde; el recurso debe ser respetuoso del medio ambiente, ya sea porque éste es renovable, o incluso con impacto cercano a cero, como en el caso de bienes producidos con insumos reciclados.

 

Posterior a la elección del material, el contemplar la fabricación verde comienza a ser una ventaja diferencial que puede comercializarse especialmente con grupos sociales como los millennials o los LOHAS (Lifestyle of Health and Sustainability), quienes tratan de realizar consumos más responsables. Una fabricación verde busca hacer uso completo de los recursos, reduciendo al mínimo la merma, minimizando las emisiones.

 

La producción verde de muebles contempla así todo el ciclo de vida de un producto: diseño, fabricación, embalaje, entrega, uso, y finalmente la disposición y reciclaje; lo que origina que el uso de los recursos se optimice y los efectos ambientales negativos se minimicen.

 

Con este marco es factible comprobar que la sustentabilidad es una tendencia que está muy lejos de ser una simple moda ambiental, es un cambio completo en las industrias y prácticamente la forma de trabajar a futuro.

La materia está formada por moléculas que pueden ser de tamaño normal o moléculas gigantes llamadas polímeros, en Ramsol, trabajamos para ofrecerles lo mejor en tecnología, para brindarles productos de la más alta calidad y confort a sus necesidades, es por ello que es importante para nosotros darles a conocer, la materia prima a trabajar.

 

Celulosa en la madera: polímero natural.
Los polímeros se producen por la unión de cientos de miles de moléculas pequeñas denominadas monómeros que constituyen enormes cadenas de las formas más diversas. Algunas parecen fideos, otras tienen ramificaciones. Algunas más se asemejan a las escaleras de mano y otras son como redes tridimensionales.

Existen polímeros naturales de gran significación comercial como el algodón, formado por fibras de celulosas.

La celulosa se encuentra en la madera y en los tallos de muchas plantas, y se emplean para hacer telas y papel.

La seda es otro polímero natural muy apreciado y es una poliamida semejante al nylon.

La lana, proteína del pelo de las ovejas, es otro ejemplo de polímero natural.

 

Caucho: polímero semisintético.
El hule de los árboles de hevea y de los arbustos de Guayule, son también polímeros naturales importantes.

Sin embargo, la mayor parte de los polímeros que usamos en nuestra vida diaria son materiales sintéticos con propiedades y aplicaciones variadas.

Polímeros naturales: Son aquellos provenientes directamente del reino vegetal o animal, como la seda, lana, algodón, celulosa, almidón, proteínas, caucho natural (látex o hule), ácidos nucleicos, como el ADN, entre otros.

Polímeros semisintéticos: Se obtienen por transformación de polímeros naturales. Por ejemplo, la nitrocelulosa o el caucho vulcanizado.

Polímeros sintéticos: Son los transformados o “creados” por el hombre. Están aquí todos los plásticos, los más conocidos en la vida cotidiana son el nylon, el poliestireno, el policloruro de vinilo (PVC) y el polietileno. La gran variedad de propiedades físicas y químicas de estos compuestos permite aplicarlos en construcción, embalaje, industria automotriz, aeronáutica, electrónica, agricultura o medicina.

 

Plásticos para todo uso.
Lo que distingue a los polímeros de los materiales constituidos por moléculas de tamaño normal son sus propiedades mecánicas. En general, los polímeros tienen una excelente resistencia mecánica debido a que las grandes cadenas poliméricas se atraen. Las fuerzas de atracción intermoleculares dependen de la composición química del polímero y pueden ser de varias clases.

Celulosa: La celulosa es un hidrato de carbono que forman las paredes de las células vegetales. Es el principal polímero constituyente de las plantas y los árboles. La madera, el papel y el algodón contienen celulosa. La celulosa es una excelente fibra.

 

Almidón de papa.
Almidón: es un polímero que se encuentra en las plantas y que forma parte importante de la dieta humana. Alimentos como el pan, el maíz y las papas se encuentran llenos de almidón.

 

Similitudes y diferencias

El almidón y la celulosa son dos polímeros muy similares, ambos están constituidas por el mismo monómero, la glucosa. Lo único que los diferencia es su estructura.

En el almidón, todas las unidades de glucosa repetidas están orientadas en la misma dirección. Pero en la celulosa, cada unidad sucesiva de glucosa esta rotada 180° alrededor del eje de la columna vertebral del polímero, en relación a la última unidad repetida.

En nuestro cuerpo existen enzimas especiales que rompen el almidón en unidades de glucosa, así que nuestro cuerpo puede quemarla para producir energía.

Si estás siguiendo una dieta sana, consigues así la mayor parte de tu energía a partir del almidón. Pero el cuerpo humano no tiene enzimas para destruir la celulosa y así poder obtener la glucosa.

Algunos animales como las termitas, que comen madera, sí son capaces de romper la celulosa.

 

Almidón Celulosa
El almidón es soluble en agua caliente y con él pueden hacerse útiles objetos. La celulosa, por otra parte, es altamente cristalina y prácticamente no se disuelve en nada.

 

Algodón: polímero
El algodón es una forma de celulosa que empleamos en casi toda nuestra ropa.

El hecho de que sea insoluble en agua caliente es importante. De lo contrario, nuestra ropa se disolvería al lavarla.

La celulosa posee también otra fantástica propiedad que hace posible que se vuelva lisa y achatada cuando la humedecemos y le pasamos una plancha caliente por encima.

Esto hace que nuestra ropa de algodón se vea elegante (al menos por un tiempo) pero no obstante permite una fácil limpieza cada vez que la lavamos.

En resumen, los polímeros son sustancias que consisten en grandes moléculas formadas por muchas unidades muy pequeñas que se repiten, llamadas monómeros.

Las celosías, según define el DRAE celosía es el “enrejado de listoncillos de madera o de hierro, que se pone en las ventanas de los edificios y otros huecos análogos, para que las personas que están en el interior vean sin ser vistas”.

 

 

En ramsol les ofrecemos un diseño y producto adecuado a sus necesidad y con la más alta tecnología de durabilidad como lo es el prolen, en la fabricación de las celosías.

Dentro de la ingeniería industrial es un patrón formado por diagonales o rectas en forma de malla o en líneas horizontales o verticales.

La celosía es parte de un conjunto, es al modo de  reja, dado que un tabloncillo solo no hace a función alguna, sino está inserto y agrupado a un conjunto. Será en cuestión de su uso, y el conjunto en que se aplique, aquello que determine su modo de fabricación. A lo largo del tiempo, la celosía y su aplicación en la decoración y la construcción ha permitido desarrollar su construcción en los más diversos materiales, que van desde el clásico uso de madera de diferentes calidades y calibres hasta el acero, pasando por aluminio, hierro, yeso u hormigón, y como bien mencionamos antes en ramsol, las realizamos con la más alta tecnología que es prolen para mayor durabilidad.

El uso de las celosías tiene origen ya en la antigüedad. La primera que se registra como tal hasta nosotros, está ensamblada en el templo de Karnak en el Antiguo Egipto. A partir de allí ha sido desarrollada por los griegos, en madera, por ejemplo, para la construcción tanto de casas como de templos. Su uso se extendió a todo concepto de arquitectura e ingeniería que tuviera que soportar una estructura mayor.

Se destaca su aplicación en el arte prerrománico, proceso que denotó una evocación del arte de la antigüedad tardía. También, se aplicó a la decoración de parques y jardines, y castillos, como pudo verse con el esplendor propio de los árabes. Monumentales obras son las que perviven en la España moruna. La arquitectura andalusi es en su originalidad, resultado de la síntesis entre los elementos que caracterizan al arte musulmán, los de la tradición visigoda en la Península Ibérica, y las propias aportaciones de la sociedad andaluza. Los materiales utilizados han sido variados, en general se seleccionó el tipo de material que fuera fácil de trabajar para poder ver la puesta en obra con celeridad.

La celosía ha tenido distintos registros en la historia de la arquitectura y del arte, es uno de ellos, el de 1570 de Andrea Paladio, quien publicó en su libro Quattro Libri dell’Architettura, la descripción de las instrucciones para la construcción de puentes de celosía fabricados en madera. Pero sin dudar, la estructura con base de celosía más famosa del mundo es la torre Eiffell, que lleva este nombre por ser diseñada y propuesta por Gustave Eiffell para la Exposición Universal de París de 1889. Con sus celosías de hierro forjado, llegó a ser la construcción más alta de su tiempo con casi 300 metros de altura, y permanece inalterable como una de las muestras más importantes de la arquitectura del siglo XIX y sin olvidar, que fue su construcción a motivo de la conmemoración del bicentenario de la Revolución Francesa de 1789.

Las celosías son usadas en todo tipo de edificación, preponderantemente en aquellas que hacen al sostenimiento de estructuras y a la terminación de ventanas y aberturas en general. Por extensión a la decoración de interiores y exteriores. Actualmente, en los jardines y huertas.De igual modo, puede utilizarse en taludes de baja inclinación como muros para sujeción del terreno. Estos elementos decorativos habitualmente se colocan en lugares donde se precise un entorno ecológico y verde minimizando el impacto visual que producen las urbanizaciones, y es combinado con una capacidad de soportar tráfico tanto ligero como pesado. Las aplicaciones más habituales se dan en zonas de acceso público como parques, jardines, centros comerciales, aparcamientos públicos y privados, etc. Su fabricación en la actualidad es con el uso de materiales de alta calidad, mismos que  hacen que la calidad de estos productos esté totalmente garantizada, así como su durabilidad y funcionalidad.

El Prolen es una tecnología a prueba de agua, calor y un buen aislante eléctrico, inflamable, es auto extinguible, resistente a productos químicos, que no contiene plomo, considerado como uno de los mejores productos de construcción ecológica, es por ello que en Ramsol trabajamos para que nuestros productos estén elaborados con materiales de alta calidad, durabilidad y sobretodo ecológicos.

 

El prolen es 100% Ecológico, 100% Rentable, Mínimo Mantenimiento, Durable, Resistente, Color integrado, Impermeable, además de que no absorbe Contaminantes, ni Hongos, ni Insectos, variedad de colores y muchas más.

 

Se utilizan ya sea tanto en interiores como exteriores, debido a su excelente calidad y diseño.

 

El proceso de fabricación del Prolen consiste en una composición de aleación de resina sintética, extrusión en un 95%, Inyección en un 5%, y con ello el montaje de muebles.

 

Con el prolen podemos obtener productos tales como: Muebles y Accesorios de plástico perfectamente semejantes a materiales naturales como: Rota, Bambú, Junco, Rush, Caña, Mimbre, MADERA, Hierro fundido, Metal oxidado , y muchos más en cualquier diseño y forma.

¿Que es una pérgola y para que sirve?

 

En Ramsol fabricamos gran variedad de pérgolas, pero que es una pérgola; una pérgola es una estructura la cual por su misma composición protege del sol y la lluvia, también se realizan con carácter decorativo (por motivos estéticos o diseños personales), también son prácticas, sirven incluso para crear y separar ambientes o realizar entreplantas de diversos usos (dormitorios, pequeñas oficinas, terrazas, etc.).

 

Definición de pérgola

 

Una pérgola es un elemento de tipo estructural y arquitectónico, que está compuesto con un corredor flanqueado por un determinado número de columnas que soportan el peso de unas vigas longitudinales que unen las columnas en cada uno de sus lados, y otras transversales que unen ambos lados y sostienen un enrejado abierto, donde generalmente se colocan plantas trepadoras.

 

La pérgola se utiliza para proteger zonas de paso en un espacio abierto, pero también pueden utilizarse en edificios para proteger zonas de circulación de peatones. Una pérgola puede utilizarse para unir pabellones, pueden colocarse en las puertas de los edificios como marquesinas hacia sitios abiertos como piscinas o terrazas, o pueden utilizarse simplemente como estructuras autónomas en su totalidad, que brindan refugio y sombra en el recorrido de un camino.

 

Una pérgola es un elemento puramente arquitectónico que es más antiguo que los túneles verdes de los jardines de la Edad Media y comienzos del Renacimiento.

 

Tipos de pérgolas

 

Sus cualidades son reconocidas basadas en los distintos tipos que hay, en su diseño, uso y los materiales que se utilizan para su construcción.

 

Las pérgolas se han convertido en el mobiliario ornamental por excelencia empleado en espacios al aire libre, porque brindan un agradable ámbito de intimidad transformando un jardín o un parque en una sala más de una casa, permitiéndonos usarlos aun en los días de calor estresante.

 

Los diferentes tipos que existen brindan diversidad de posibilidades de decoración.

 

Entre las más relevantes existen las pérgolas que son continuas a la construcción de una residencia, las más usadas en la actualidad, y las que por su movilidad pueden colocarse en cualquier lugar de la casa.

 

Por su parte existen diferentes tipos de clasificaciones en lo que se refiere a su material y su tamaño. En su tamaño se encuentran las simples, dobles y triples siendo estas últimas las más grandes.

 

Existen asimismo diferentes tipos de pérgolas conforme a su estilo: están las sintéticas, modernas, orientales, tropicales y otras tantas. Las pérgolas modernas tienen en su parte superior, una tela o vidrio que resguarda la pérgola de la lluvia y de otros factores climáticos, dejando pasar sin problema a la luz del sol.

 

Los modelos de pérgolas sintéticas tienen una combinación de diferentes estilos en su diseño y decoración, para que lo moderno conviva fabulosamente con lo viejo. Por otra parte, las pérgolas tropicales se distinguen del resto por su particular techo circular, ideales para ponerlas en zonas de piscina o clubes.

 

Por último, las pérgolas orientales, con forma arqueada o recta, están decoradas con ornamentos y tienen luminaria oriental.

 

Para que una pérgola tenga durabilidad se debe mantener limpia con cierta frecuencia, y si tienen enredaderas con plantas solo basta con podarlas y fertilizarlas cada año.